Luciana C. Garimaldi

Luciana C. Garimaldi

Desde muy pequeña me encantaba el trabajo en equipo donde todos nos pudiésemos enriquecer unos de los otros. También me interesaba ayudar a los demás, pero la verdad no sabía cómo hasta que empecé a ejercer en mis primeros años de carrera. Desde siempre tuve gran curiosidad por el conocimiento, me encantaba ver otras culturas aprender e interactuar con la gente.

Las lenguas y las culturas están estrechamente unidas. No podrías analizar una sin tener en cuenta la otra. Allí es donde encontré el por qué y para qué de mi vida que unen mi afán por ayudar con mi curiosidad por la diversidad y cuanto nos ayuda en este mundo que vivimos. Durante los años que viví en el Reino Unido tuve la oportunidad de asistir a la universidad y aplicar los conocimientos teóricos a la realidad práctica ya que Londres me permitió ver como tantas culturas se relacionan en una harmonía tan increíble.

A lo largo de mi trayectoria profesional he trabajado en transmisión del conocimiento de idiomas y con empresas internacionales en Latino América, América y Reino Unido, esto me ha dado la gran oportunidad de estar en contacto con CEOs, managers de proyectos internacionales y altos cargos políticos y ejecutivos pudiendo aplicar y desarrollar una metodología funcional para las áreas de negocios e idiomas así como también un servicio integral en formación y traducción que cubre las diferentes áreas de una empresa.

Mi gran pasión desde hace años es el estudio de métodos de aprendizaje, la creatividad y más recientemente el concepto del juego infinito de Simon Sinek. Todo esto engloba y pone en el centro al ser humano como ser social, el cual necesita comunicarse, para ello si dispone de las herramientas y el soporte adecuado consigue acceder a un mundo de posibilidades infinitas.

En Flex Lingua aportamos valor ayudando a otras empresas a conectar a nivel internacional. Soy de esas personas que les encantan los lunes porque están llenos de oportunidades y dispones de una semana entera para seguir creciendo, mejorando y pasando a la acción.

En mi familia somos conscientes de que la vida es un regalo e intentamos disfrutarla al máximo y no desperdiciar ni un minuto. Suena a 'cliché' pero es tan cierto como que cada día es una hoja en blanco y nosotros tenemos todos los colores que queramos para ser los artistas que queremos ser.

Formar parte del proyecto Navitas y trabajar con Carlos, Óscar y el resto del equipo es para mí una oportunidad de seguir creciendo e integrarme en un ecosistema donde mis valores personales de ayuda a los demás y la adquisición de conocimiento se encuentran como en casa.

© 2020 Navitas for Change SL